Cáncer de piel

¿Qué es el cáncer de piel?

El cáncer de piel es una enfermedad en la cual células malignas (cancerígenas) se forman en el tejido de la piel. El cáncer de piel puede desarrollarse en cualquier lugar del cuerpo. La piel tiene varias capas; las dos principales son la epidermis (la capa superior o externa) y la dermis (la capa inferior o interna). El cáncer de piel comienza en la epidermis, la cual está conformada por tres clases de células: las escamosas (células delgadas y planas que conforman la parte superior de la epidermis); las basales (células redondas que están en la capa media de la epidermis); y los melanocitos (células en la parte inferior de la epidermis). Los melanocitos son los encargados de darle el color a la piel y causan que la piel se oscurezca cuando se expone al sol. El cáncer de piel es el tipo más común de cáncer y se cuentan en más de un millón los casos que tienen lugar anualmente.

¿Existe más de un tipo de cáncer de piel?

Existen tres tipos de cáncer de piel: El carcinoma de células escamosas, el carcinoma de células basales y el carcinoma de piel melanoma. El melanoma es un tipo de cáncer de piel que comienza con los melanocitos (las células que producen el pigmento de la melanina). Usualmente el melanoma comienza con un lunar. Puesto que el melanoma tiende a extenderse rápidamente a otros órganos, éste tipo de cáncer es la causa de la mayoría de fallecimientos por cáncer de piel, aunque apenas representa un 4 por ciento de todos los tipos de cáncer de piel. Se estima que aproximadamente 8.000 personas mueren al año por este tipo de cáncer. El número de casos nuevos de melanoma que se presentan en los Estados Unidos está en alza y el melanoma es el tipo de cáncer más común entre las jóvenes que se encuentran entre los 25 y los 29 años. (Para mayor información sobre el cáncer de piel visite el portal el portal del Instituto Nacional del cáncer ).

¿Qué origina el cáncer de piel?

No se sabe exactamente qué es lo que da origen el cáncer de piel pero sí se sabe que ciertos factores de riesgo están ligados a la enfermedad. La sobreexposición a los rayos ultravioletas (UV) es el principal factor de riesgo que da lugar al cáncer de piel. Algunas características físicas que también incrementan el riesgo de desarrollar el cáncer de piel son el tener una piel clara que se quema y se llena de pecas fácilmente y el tener el cabello rojo o rubio.

¿Una vez que el bronceado o la quemadura de la piel ha desaparecido puede seguir existiendo riesgo de desarrollar cáncer de piel?

La piel bronceada o quemada es piel dañada. La mayoría de los casos de daños en la piel que tienen lugar en la vida de una persona, y que incrementan los riesgos de desarrollar cáncer de piel, tienen lugar antes de cumplir los 18 años. De allí que no importa que el bronceado o la quemadura en la piel de un niño desaparezcan puesto que el daño no desaparece y los efectos no tienen marcha atrás. El daño continúa en aumento con cada quemadura o con cada bronceada y pueden dar origen a un cáncer de piel. Por todas estas razones es tan importante que tanto adultos como niños protejan su piel.

¿Cómo se puede prevenir el cáncer de piel?

Si se modifican algunas conductas que pueden provocar cáncer de piel también es posible disminuir las probabilidades de desarrollar esta enfermedad. De allí que usted deba evitar la exposición innecesaria o sin protección a los rayos del sol y a fuentes artificiales de rayos UV como son las cámaras o las lámparas bronceadoras. Cuando se exponga al sol protéjase siguiendo estas simples recomendaciones:

  • Cubra su cabeza con un sombrero de ala ancha. Use camisetas de mangas largas y pantalones largos siempre que sea posible.
  • Use un bloqueador que diga en la etiqueta "espectro amplio" con un factor de protección solar (FPS) igual o superior al 15. Los bloqueadores con un factor de protección solar (FPS)15 bloquean en un 93% los rayos ultravioletas mientras que los bloqueadores con un factor de protección solar (FPS) 30 bloquean en un 97 % los rayos ultravioletas.
  • Aplique el bloqueador sobre la piel seca de 15 a 30 minutos antes de salir al aire libre y aplique nuevamente después de nadar o de sudar.
  • Una onza de bloqueador, lo suficiente para llenar dos cucharas soperas, es la cantidad apropiada para cubrir completamente las áreas del cuerpo expuestas al sol.
  • Evite exponerse a los rayos del sol al mediodía, especialmente entre las 10 AM y las 4 PM, cuando los rayos del sol son más fuertes.

¿Me debo preocupar por la exposición al sol en los días nublados?

Las nubes no bloquean la mayoría de los rayos ultravioletas; por lo que se aconseja que use un protector y lo aplique sobre toda su piel a manera de protección, incluso en días nublados.

¿Qué está haciendo el Departamento de Salud del estado de Nueva York respecto al cáncer de piel?

El Departamento de Salud del Estado de Nueva York ha puesto en circulación folletos, afiches y anuncios en los medios, relacionados con el cáncer de piel. Esta entidad se ha asociado con algunas escuelas de educación primaria escogidas a través de todo el estado como una forma de promover su participación en todas las actividades que se desarrollan para la prevención del cáncer de piel. Las escuelas pueden jugar un rol clave en la prevención del cáncer puesto que los niños pasan en la escuela la mayor parte del tiempo en que el sol se encuentra más fuerte. El Departamento de Salud del estado de Nueva York trabaja actualmente en crear concientización en las escuelas para que se promuevan normas de protección contra el sol y se ayude a prevenir el cáncer de piel. Adicionalmente, y en respuesta a una nueva ley, el Departamento de Salud del Estado de Nueva York se ha asociado con la Oficina de Parques, Recreación y Preservación Histórica del estado de Nueva York para facilitar información acerca de la prevención del cáncer de piel a todos los visitantes a los parques estatales y a los sitios históricos.

Más información (en inglés) sobre cáncer de piel