Preguntas frecuentes sobre la enfermedad de Alzheimer

¿Qué es la demencia?

La demencia es un síndrome que implica la pérdida gradual y progresiva de la memoria, del pensamiento y de las habilidades para el razonamiento, al igual que de las funciones físicas. La enfermedad de Alzheimer es la causa más común de la demencia.

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad de Alzheimer es un desorden cerebral, progresivo e irreversible, que de forma gradual destruye la memoria de una persona, al igual que las habilidades para aprender, razonar, hacer juicios, comunicarse y llevar a cabo actividades cotidianas. A medida que la enfermedad progresa los individuos pueden desarrollar cambios en la personalidad y en la forma de comportarse y volverse ansiosos, desconfiados o inquietos. También es posible que sufran de delirios o de alucinaciones.

¿Quienes son afectados por la enfermedad del Alzheimer?

La enfermedad del Alzheimer afecta primordialmente a individuos mayores de 65 años. Una entre cada diez personas mayores de 65 años y casi la mitad de las personas que llegan a los 85 años desarrollan esta enfermedad. Debido a la naturaleza del Alzheimer, ésta llega a tener un impacto tremendo no sólo en aquellos a quienes se les ha diagnosticado sino también en sus familiares y en las personas encargadas de cuidar a estas personas.

¿Qué tan propagada está la enfermedad de Alzheimer?

Se estima que alrededor de 4.5 millones de adultos estadounidenses sufren de Alzheimer y está catalogada como la cuarta causa de muerte entre los adultos. En el estado de Nueva York más de 330,000 habitantes sufren de Alzheimer o de otro tipo de desórdenes relacionados con esta enfermedad. Debido al incremento de la población de edad avanzada, especialmente de la proporción de personas mayores de 80 años, se anticipa que el número de individuos con Alzheimer se incrementará de forma dramática, quizás hasta llegar a alcanzar un número superior a los 16 millones de personas a escala nacional para el año 2050.

¿Qué causa la enfermedad de Alzheimer?

La enfermedad del Alzheimer es causada por ciertas anomalías que alteran la habilidad de las células nerviosas para comunicarse entre sí. Aunque no se puede hablar de una única causa que dé origen a esta enfermedad parece que existen una serie de factores que juegan un papel importante en su desarrollo. Ciertos factores genéticos, no genéticos y biológicos incrementan el riesgo de desarrollar la enfermedad del Alzheimer. En algunos estudios se han comenzado a identificar relaciones entre el ejercicio, factores dietéticos, inflamaciones, condiciones cardiovasculares, y salud cerebral, sólo por nombrar algunos.

¿Puede mi historial familiar incrementar el riesgo de que desarrolle la enfermedad de Alzheimer?

Existen dos variantes de la enfermedad del Alzheimer. Una, bastante rara, que se llama Enfermedad de Alzheimer familiar, se desarrolla en personas menores de 65 años, dándose algunos casos en personas jóvenes entre los 30s y los 40s. Se han identificado apenas unos cientos de casos en todo el mundo y es una enfermedad hereditaria. Esta variante de la enfermedad se debe a un trastorno genético. La segunda variante de esta enfermedad es conocida como Enfermedad de Alzheimer tardío, y es la forma más común. El Alzheimer tardío ocurre después de los 65 años y se da principalmente entre personas mayores de 70 y de 80 años. Se sabe por estudios que un historial familiar de Alzheimer incrementa también el riesgo de sufrir esta enfermedad. Aunque se sabe que los genes juegan un rol primordial en la variante tardía de la enfermedad ciertos genes probablemente interactúen con algunos factores ambientales aún desconocidos para causar la aparición de esta enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Alzheimer?

Los síntomas pueden cubrir todo un amplio rango; sin embargo, el primer signo de esta enfermedad es con frecuencia la pérdida de la memoria que comienza a afectar las actividades diarias de un individuo. Otras señales de alerta pueden incluir: la dificultad para llevar a cabo labores cotidianas como cocinar; problemas de lenguaje; desorientación en el tiempo y en el espacio; disminución o falta de buen juicio; perder objetos o documentos; y cambios en el ánimo o en la forma de comportarse. También puede haber cambios en la personalidad y la pérdida de la iniciativa, como puede ser el no volver a interesarse en los hobbies o en actividades previamente practicadas. Otro síntoma común es la pérdida de la habilidad para captar ideas que no se relacionan con las experiencias personales del individuo.

¿Se puede prevenir la enfermedad de Alzheimer?

Si bien los científicos aún no logran ponerse de acuerdo sobre los orígenes de esta enfermedad, investigaciones preliminares sobre el tema sugieren que algunas estrategias para mantenerse saludables a medida que se envejece reducen el riesgo de desarrollar el Alzheimer. Varios estudios le dan un gran valor al continuar aprendiendo a lo largo de la vida y al hecho de tomar parte activa en actividades que son mentalmente estimulantes. Existe evidencia clínica que sugiere que las funciones mentales y físicas pueden mejorar con la actividad física aeróbica. Algunas recomendaciones saludables incluyen el disminuir los niveles de colesterol, controlar la presión arterial, el peso y la diabetes y ejercitar el cuerpo y la mente.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Alzheimer?

Un diagnóstico temprano puede mejorar la calidad de vida y ayudar a controlar la ansiedad provocada por los cuestionamientos que se originan al no saber qué sucede cuando esta enfermedad comienza a interferir con las actividades diarias de una persona. Sin embargo, con la excepción de una autopsia practicada después de la muerte del individuo, no existe ningún examen que pueda garantizar que un individuo esté afectado por el Alzheimer. Los diagnósticos comprenden toda una complete gama de exámenes físicos y neurológicos que incluyen pruebas de laboratorios y una evaluación siquiátrica. Estas pruebas toman más de un día y usualmente se llevan a cabo como paciente ambulatorio. Adicionalmente a la entrevista que se le hace a la persona se suele entrevistar a otros integrantes de la familia con el fin de recolectar información sobre el comportamiento del paciente.

¿Cuál es el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer?

Existen cierto tipo de medicamentos aprobados para ayudar en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer. Algunos medicamentos pueden ayudar a retardar temporalmente la pérdida de la memoria en algunas personas y otras ayudan al tratamiento de los síntomas emocionales y del comportamiento. Adicionalmente, puede llevarse a cabo una intervención en la salud mental del individuo que vaya más allá del tratamiento con medicamentos y de las restricciones usadas en el tratamiento de la agresividad asociada con la enfermedad. Ensayos clínicos que comparan una nueva estrategia potencial con una de tipo estándar o con la administración de un placebo, podrían ser aún otra alternativa de tratamiento)

¿Existe una cura?

Mientras los científicos continúan buscando nuevos tratamientos para la enfermedad de Alzheimer en la actualidad no existe ninguna cura disponible para esta condición degenerativa.