Prevención del envenenamiento por plomo

¿Qué es el envenenamiento por plomo?

El envenenamiento por plomo es causado por la ingestión o la inhalación de plomo.

El plomo es un metal que puede causar gran daño en los niños y en los adultos cuando entra en el cuerpo. Existen muchas fuentes de exposición al plomo. Puede encontrarse en el polvo, en el aire, en el agua, en el suelo y en algunos productos que se utilizan en y alrededor de nuestras casas.

El plomo puede afectar el crecimiento de un niño pequeño, su comportamiento y su capacidad de aprender. Los niños menores de seis años de edad tienen más probabilidades de sufrir envenenamiento por plomo que cualquier otro grupo de edad. A menudo, los niños se envenenan con plomo al inhalar o ingerir el polvo de plomo que se encuentra en la pintura vieja con base de plomo que permanece en los pisos, en los marcos de las ventanas, adherida a las manos o en los juguetes. El plomo también puede transmitirse de madre a hijo durante el embarazo.

A pesar de que el envenenamiento por plomo se puede prevenir, sigue siendo una de las principales causas de intoxicación en los niños. Miles de niños todavía se encuentran en situación de riesgo. Entérese cómo puede proteger a sus pequeños en el día a día.

Los adultos también pueden sufrir envenenamiento por plomo, especialmente a través del contacto con el plomo al realizar algunos trabajos o pasatiempos o cuando se toca pintura con plomo en el momento de poner en práctica actividades de renovación o de remodelación del hogar.

¿Cómo se sabe si una persona padece de envenenamiento por plomo?

La prueba más común para detectar el plomo es un análisis de sangre. Este mide la cantidad de plomo presente en la sangre. Una persona que sufre de intoxicación por plomo por lo general no parece enferma ni se siente enferma.

Puesto que los niños siguen estando en riesgo, el estado de Nueva York exige que todos los proveedores de salud practiquen una prueba de detección de plomo en la sangre a la edad de 1 año y nuevamente a la edad de 2 años. En todas las visitas pediátricas de rutina que se realicen hasta la edad de 6 años, los proveedores de salud deben preguntar a los padres acerca de cualquier contacto que su hijo pueda haber tenido con plomo. Si existe el riesgo de que se haya producido el contacto, los proveedores están obligados a practicar nuevamente una prueba. Los padres pueden preguntarle al médico o a la enfermera que atiende a sus hijos si se les debe practicar una prueba de envenenamiento por plomo, y cómo interpretar el resultado de las pruebas de detección de plomo.

¿Qué está haciendo el estado de Nueva York para prevenir el envenenamiento infantil por plomo?

Se han realizado notables progresos en el tema, pero el envenenamiento por plomo sigue siendo una amenaza para muchos niños. El Departamento de Salud ha desarrollado en todo el estado vigorosos programas, planes y leyes para prevenir del envenenamiento por plomo en los niños. Estos programas también brindan ayuda a los niños que han sufrido envenenamiento por plomo. El Comité Asesor sobre Prevención del Envenenamiento por Plomo en los niños ofrece una orientación al Departamento de Salud sobre el desarrollo de estos programas, planes y leyes.

En junio del 2009, el Gobernador Paterson emitió la orden ejecutiva No. 21 que daba paso a la conformación de un Grupo de Trabajo de la Gobernación para la prevención del envenenamiento por plomo. El grupo de trabajo está integrado por representantes de agencias estatales. Su propósito es reducir el envenenamiento por plomo en los niños a través de una mayor coordinación y colaboración entre las distintas agencias y entidades.