Consejos para la temporada de frío

Tabla de contenidos

Aprenda más sobre cómo puede proteger su salud cuando el frío es extremo

  • La Organización Mundial de la Salud recomienda mantener la temperatura al interior de las viviendas y edificaciones entre los 64 y los 75 grados Fahrenheit si son ocupadas por personas que gozan de buena salud. Cuando se trata de proteger a los más pequeños, a los ancianos y a las personas con problemas de salud se recomienda que la temperatura esté por encima de los 68 grados Fahrenheit.
  • Esté atento a las señales de hipotermia. Los primeros signos de hipotermia en los adultos incluyen temblores, confusión, pérdida de la memoria, somnolencia, cansancio, y dificultad para hablar. Los bebés que están sufriendo de hipotermia pueden parecer que tienen una energía muy baja, y la piel está fría y de un rojo brillante.
  • Cuando se encuentre en el exterior, tome precauciones extras que le ayuden a reducir el riesgo de la hipotermia y la congelación. En condiciones de vientos fuertes son mucho más probables los problemas de salud relacionados con el frío. Asegúrese de que la capa exterior de la ropa que use sea de un tejido apretado para reducir la pérdida de calor corporal causado por el viento. Si va a pasar un tiempo al aire libre no ignore si empieza a temblar ya que esta es una primera señal importante de que el cuerpo está perdiendo calor y es una alerta para que regrese rápidamente puertas adentro.
  • Dado que el clima frío adiciona una carga extra al corazón, si usted tiene problemas cardíacos o tiene la presión arterial alta, siga las instrucciones de su médico acerca de apalear nieve o de realizar cualquier tipo de actividad física extenuante al aire libre. Incluso los adultos que tienen buena salud deben recordar que sus cuerpos están trabajando con un esfuerzo adicional sólo para mantener el calor, por lo que deben vestirse adecuadamente y trabajar de manera lenta cuando se hacen tareas pesadas al aire libre.
  • Para mayor información vea el Comunicado de Prensa con consejos para el clima frío del Departamento de salud del estado de Nueva York

Manténgase seguro mientras calienta su casa

  • Tome precauciones para evitar la exposición a niveles peligrosos de monóxido de carbono.
    • El monóxido de carbono (CO) es un gas potencialmente mortal. Es incoloro, inodoro, insípido y no irritante. Es producido por la quema de combustibles como la madera, petróleo, gas natural, queroseno, carbón y gasolina.
    • Los síntomas de intoxicación por monóxido de carbono son similares a los de la gripe o influenza, pero no incluyen la fiebre. Tras una exposición a niveles bajos de monóxido de carbono, una persona puede experimentar dolor de cabeza, fatiga, náuseas, vómitos, mareos y dificultad para respirar. La exposición a niveles muy altos de esta sustancia puede provocar la pérdida de conciencia e incluso la muerte.
    • Para mayor información, lea Advertencia de peligro: El Monóxido de carbono
  • Los costos crecientes del gas natural y de la calefacción con petróleo pueden llevar a muchos neoyorquinos a usar métodos alternativos de calefacción doméstica con el fin de reducir las cuentas de combustible durante este invierno. Pero las estufas de leña, los calentadores, los calentadores eléctricos, los calentadores de kerosene y las estufas de pellet pueden ser peligrosos a menos que se sigan las medidas de seguridad apropiadas.
  • Nunca intente descongelar una tubería con una llama abierta o con una antorcha y esté conciente de la posibilidad de un choque eléctrico cuando se encuentra en una superficie de agua estancada o cerca de ella. Para evitar que las tuberías se congelen en su hogar deje que los grifos goteen un poco y así no se congelen, abra las puertas de las alacenas para permitir que entre más calor en las tuberías no aisladas debajo del fregadero o en aparatos electrónicos cerca de una pared que dé al exterior. Deje la calefacción encendida y a una temperatura no por debajo de los 55 grados Fahrenheit.

Cómo obtener ayuda si su apartamento, sitio de trabajo, escuela o guardería tiene temperaturas muy bajas

Si está sintiendo frío en su edificio, primeramente hable del asunto con el propietario, el casero, el administrador de la propiedad o el personal de mantenimiento. Es posible que en su situación sean aplicables ciertas regulaciones, códigos o protecciones legales para asegurar que esté disponible una calefacción adecuada cuando bajan las temperaturas. La temperatura específica varía dependiendo de qué tipo de espacio se trata. Para ayuda adicional consulte:

  • Para apartamentos, negocios o viviendas que son de alquiler y que tienen una temperatura por debajo de los 68 grados Fahrenheit, llame a la oficina local de viviendas.
  • Para aulas de clase que están por debajo de los 65 grados Fahrenheit, llame al Departamento de Educación del estado de Nueva York en el (518) 474-3906.
  • Para guarderías con una temperatura por debajo de los 68 grados Fahrenheit, llame al 1-800-732-5207.
  • Para áreas de residentes en los hogares de ancianos (habitaciones, comedor, áreas de actividad, etc) que no tienen un nivel adecuado de calefacción llame a la División de calidad y supervisión de hogares de ancianos del Departamento de Salud del estado de Nueva York en el (518) 408-1282.

Cómo obtener ayuda con las cuentas de calefacción y reducir los costos de energía

  • En una situación de emergencia, ya sea en horas de oficina o no, visite este portal de Internet para identificar contactos locales: http://otda.ny.gov/main/programs/heap/
  • Si usted tiene dificultades para pagar las cuentas de calefacción este invierno, puede llamar o visitar a Programa de ayuda energética para hogares del estado de Nueva York (HEAP) en su portal o en su línea de información gratuita en el 1-800-342-3009.
  • Para información y ayuda consolidadas en cuanto a pagar las cuentas de calefacción y asegurar que su vivienda tenga un consumo eficiente de energía, puede visitar el portal de Internet Heat Smart New York o llamar al número gratuito 1-877-NYSMART (1-877-697-6278).
  • Para información general y consolidada sobre los pasos a tomar para conservar energía, administrar las cuentas de los servicios, y no pasar frío, visite el portal de Public Service Commission's web site . Para comparar los precios de diferentes proveedores de electricidad y gas natural en su área, consulte Power To Choose .
  • Si usted desea que su hogar tenga una mayor eficiencia energética, lo cual ayudará a reducir las cuentas de calefacción y de aire acondicionado, consulte si usted es elegible para estos servicios a través de 1-866-ASK-DHCR (1-866-275-3427).
  • Para aprender más sobre productos eficientes en cuanto a energía y prácticas para reducir el uso de energía en su hogar, visite los siguientes portales:

Recursos adicionales que le pueden ayudar este invierno

  • El folleto " ¡No quede a oscuras! - Consejos en caso de inundación, tormenta y cortes de energía" disponible en español contiene abundante información sobre cómo prepararse para las emergencias climáticas, cómo superarlas y cómo recuperarse después de que ocurren. Ropa abrigada y económica puede estar disponible por intermedio de alguna organización local de caridad o tiendas de artículos de segunda mano.
  • Busque en las páginas amarillas de su directorio telefónico bajo el encabezamiento "Charities" (instituciones benéficas) para encontrar un listado de estas organizaciones en su área que pueden proporcionar ayuda en muchos aspectos, desde ropa hasta alimentos y servicios de adaptación para climas extremos u otro tipo de ayuda.